Horno Flash

El horno flash está diseñado con tres partes diferenciadas en cada una de las cuales se desarrolla el proceso de fusión. En la “cámara de reacción” -un cilindro que contiene el quemador de concentrados- se produce la disociación y oxidación de los elementos químicos presentes en el concentrado, proceso en el que se desprende gran cantidad de calor. Los materiales fundidos caen al “reposador” en el cual se separan, por diferencia de densidad, la mata y la escoria. Finalmente, la “cámara de salida de gases” conduce el gas producido al oxidarse el azufre presente en el concentrado a la caldera recuperadora de calor. La fusión del concentrado requiere el empleo de aire enriquecido con oxígeno hasta cubrir el déficit térmico y solo se emplea una pequeña cantidad de combustible para compensar las pérdidas térmicas del horno y mantenerlo caliente.

¿Quiéres saber más?