Caldera / Electrofiltros

Como se ha indicado más arriba, los gases del horno flash, con un alto contenido de dióxido de azufre, se enfrían en una caldera recuperadora de calor desde una temperatura de 1.350C hasta los 400C. Como consecuencia de ello, se produce vapor a alta presión, el cual sirve para generar energía eléctrica, como se ha dicho, aproximadamente un 20-25% del consumo total del complejo. Con esto se reduce el consumo exterior de energía y junto a otras fuentes de recuperación de calor residual del propio proceso permiten a Atlantic Copper ser una de las fundiciones con menor consumo de energía del mundo. Posteriormente, los gases procedentes de horno flash y convertidores, que arrastran partículas sólidas, son desempolvados en electrofiltros calientes, antes de ser enviados a la sección de enfriamiento y lavado de gases, paso previo a su utilización en las plantas de ácido.