Afino térmico

El objetivo del afino térmico es aumentar la pureza del cobre blister procedente de la etapa anterior, la conversión de la mata, mediante la eliminación del oxígeno (del orden de 0,5 %) y el azufre (del orden de 0,02%) que aún contiene el cobre blíster. El proceso, que se realiza en tres hornos de afino, consiste en la oxidación del azufre con aire a presión insuflado a través de una tobera de 22mm de diámetro. Este proceso llamado oxidación, genera óxido de cobre, el cual se reduce posteriormente en la llamada etapa de reducción, introduciendo gas natural a través de la misma tobera. La temperatura de operación del horno es de unos 1.250C.