Refinería electrolítica

El objeto del proceso electrolítico es producir “cátodos” de cobre con un porcentaje de cobre aún mayor que el que contienen los ánodos. La refinería dispone de 1.204 celdas en las que se disuelve electroquímicamente el cobre del ánodo y a través de un líquido llamado electrolito, se deposita sobre el cátodo. Este proceso de refino es lo que conocemos por electrolisis.

¿Quiéres saber más?